Días de descanso… ¿Cómo disfrutarlos sin sentirnos culpables por “no producir”?

Llegan fines de semana, días festivos, días de vacaciones, … y tanto al inicio de los mismos, como durante parte de tales días nos damos cuenta de que “nos sentimos raros”, “estamos algo molestos, inquietos, con cierto malestar”, “no llegamos a desconectar y seguimos pensando si podríamos hacer algo del trabajo o de otras responsabilidades”.


Estos pensamientos y sensaciones son resultado de la internalización de las exigencias sociales y las propias autoexigencias, las cuales imponen la valoración del tiempo como algo que no se puede perder, se debe aprovechar e incluso se ha de invertir de manera rentable.

Por una parte, las exigencias sociales actuales inducen a productividad por encima de todo para alcanzar el éxito y emplear para ello el tiempo disponible (esto es, todo tu tiempo) y, por otro, las propias autoexigencias nos llevan a utilizar el tiempo del que disponemos en actividades de utilidad (incluyendo los momentos destinados al descanso o al disfrute personal).


dificultades de aprendizaje

Cuando no logramos responder a estas exigencias, aparece el sentimiento de culpa, ya que estamos incumpliendo una norma auto y hetero impuesta.

Sin embargo, la insatisfacción y el malestar que genera esta hiperproductividad crea un círculo vicioso que acaba desembocando en estrés prolongado y, si se mantiene, posibles problemas de salud mental en el futuro. De ahí la necesidad de valorar positivamente el tiempo de descanso y permitirnos disfrutar de nuestro tiempo libre:


  • Tanto físico como emocional y cognitivamente, nuestro cuerpo precisa dejar temporalmente de hacer las intensas y rutinarias tareas que realiza día a día (especialmente las relativas al trabajo o estudio), puesto que tal “parón” le permitirá reponer las fuerzas necesarias para enfrentarse a ellas de nuevo con mayor energía y disposición.

  • Disfrutar de esos descansos (ya sea no haciendo nada realmente o llevando a cabo actividades placenteras y gratificantes), no solo nos ayudará a sentirnos bien con nosotros mismos, sino que nos generará motivación en el periodo de no descanso (laboral, de estudio, …).

  • Mediante el respeto y disfrute de los descansos estaremos integrando actividades de autocuidado en nuestra vida, tarea de gran relevancia para nuestra autoestima.

  • Dedicando parte de nuestro tiempo a descansar, iniciando con pequeños descansos para llegar progresivamente a disfrutar de descansos más amplios, iremos reduciendo la culpa y conseguiremos ser conscientes de los beneficios resultantes del descanso.


#aprendiendoadesconectar #autocuidado #autoestima #descanso


Si necesitas más información, asesoramiento especializado o intervención, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestra página web www.mesurapsicologia.com, nuestra página de Facebook https://www.facebook.com/mesurapsicologia, nuestra cuenta de Instagram https://www.instagram.com/mesurapsicologia o mediante nuestros teléfonos de contacto: +34 924 022 041 / +34 662 276 851.




27 visualizaciones0 comentarios
  • Facebook
  • Instagram